¿Y si dejas de refunfuñar y comienzas a disfrutar?

With 0 comments

 

Hàbit de queixar-se logo
image-1747

Quejarse es bueno y positivo ya que es una manera de expresar aquello que no vemos bien, nos ayuda a ser conscientes de aquellas cosas que están mal o que podrían mejorar. Pero, ¿qué pasa cuando la queja nos convierte en víctimas o bien la autocompasión forma parte de nuestro día a día poniendo en boca nuestra él: “….ay! pobre de mí”?

Jose Mª Moya, psicólogo de Solucions d’Arrel nos explica que el problema de la queja es que a menudo no se acompaña de acción, de una “propuesta de mejora”, de una solución y que además, la queja se convierte en un hábito, y utilizamos el “poder” que nos da para “destruir” y no “construir” a los demás.

Como cada semana aportamos los ejercicios y soluciones “de raíz” que nos permitan gozar plenamente de nuestra vida cuotidiana, y de esta manera ser un poco más consciente de la importancia que tienen nuestros pensamientos, nuestras emociones, palabras y sobretodo nuestras acciones.

Podréis escuchar la entrevista haciendo click aquí.

Podréis leer el primer capítulo del libro “Deja de refunfuñar: Como liberarte de todo aquello que te impide disfrutar” de la Christine Lewicki, haciendo click aquí.